martes, 3 de febrero de 2009

Siempre

"El mundo se derrumba y tú y yo nos enamoramos"

De la película "Casablanca"


Eran malos tiempos
...tan malos...

De pronto se nos había colado,
sin esperarlo,
un viento desapacible,frío,
amenazante...

Nos rebelamos
¿Te acuerdas?

Poco a poco,
tarde a tarde
empezamos a construir
un mundo nuevo
para nosotros
donde quedasen fuera
los malos vientos,
las amenazas

Llenamos nuestro espacio
de azules de lavanda,
trajimos a nosotros
un rincón de Provenza

Pasamos muchas tardes
festejando la vida,
llevándole la contraria

Como ritual pagano
invocamos,
convocamos,
ritual apasionado
reivindicando vida,
renaciéndonos...

Espantando sombras grises,
con el rojo pasión

Ahuyentando negras penas,
las que oscurecen el alma,
con sentimientos azules
de amor lavanda

Tantas tardes caminamos de la mano
entre campos azules !

Tantas caímos abrazados
rodando en esos campos
hasta ser siluetas azules,
dos pequeños tatoos
ajenos,en esos momentos,
al mundo,gris y frio
que nos atenazaba...

De aquel,cada vez más lejano,verano
quiero solo quedarme con el recuerdo,
con la nostalgia guapa
de aquellas tardes nuestras de amor
en campos de Provenza

Ya pase lo que pase
siempre nos quedará
...Provenza...

9 comentarios:

Ligia dijo...

Caminando de la mano juntos siempre quedará el amor, aunque sea en el recuerdo.Abrazos

Dragon de Azucar dijo...

"El mundo se derrumba y tú y yo nos enamoramos"

También es un libro, creo de que Tomás Eloy Martinez...

Saludos

celtaj dijo...

Recuerdos inolvidables... para no ser olvidados.
Mosaicos de la vida...

Un abrazo.

Anónimo dijo...

escribes:"nos rebelamos, te acuerdas?".
me gustan esas rebeliones...
revoluciones...
y como les pones colores...
escritora con paleta de pintora...
me gusta tu rebelion...

mapasito dijo...

Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte
la leche de los senos como de un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.
Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos
y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal,
porque tu ser pasara sin pena al lado mío
y saliera en la estrofa -limpio de todo mal-.

Cómo sabría amarte, mujer, cómo sabría
amarte, amarte como nadie supo jamás!
Morir y todavía
amarte más.
Y todavía
amarte más
y más.




Poemas de Pablo Neruda

beker dijo...

por las cosas que soportan todos los jirones de la vida y quedan fijadas en el cofre de las cosas eternas, saludos

Ana dijo...

Cuando el mundo se derrumba se agradece más compartir el corazón.
Que siempre te acompañe Provenza.

Angel dijo...

Siempre nos quedará Provenza...
y la poesía.

Precioso recuerdo de un verano.
"...guapa nostalgia"...
me gusta...:)

Dulce texto.

Un abrazo.

mikkonoss dijo...

Lo que nos queda pase lo que pase, es lo único que realmente tenemos...