domingo, 30 de noviembre de 2008

Soy...

Era oscura la tarde,
lluviosa y fría...

Una candela alumbra
pasadizos del alma

Cae el último velo,
alma y piel palpitando
anhelando,
te esperaban

Caricias de ojos cerrados,
manos de mariposa,
mañanas de promesas ciertas
y sonrisas compartidas,
canto de ruiseñores
amanecer de soles no culpables,
libres

Cae el último velo,
llego
a la estación que lleva
tu nombre
y me quedo
amarradita a la cintura tuya
ya,
bailarina sin velos,
libre
soy
el verbo puedo

9 comentarios:

mapasito dijo...

Cartas a una desconocida

Cuando pasen los años, cuando pasen
los años y el aire haya cavado un foso
entre tu alma y la mía; cuando pasen los años
y yo sólo sea un hombre que amó,
un ser que se detuvo un instante frente a tus labios,
un pobre hombre cansado de andar por los jardines,
¿dónde estarás tú? ¡Dónde
estarás, oh hija de mis besos!

Ligia dijo...

"querer es poder" (eso decía mi madre...) Precioso el poema. Me encanta lo de "amarradita a la cintura". Abrazos

Angel dijo...

Ya sin velos
ni medias verdades,
siendo nosotros mismos
sin mentiras, ni culpables.

Un abrazo.

tisbe dijo...

Mapasito :

Esos momentos de tu tiempo que dedicas a comentarme buscando escritos hermosos que vengan al caso,o buscando entre tus propias palabras...son tiempo de tu tiempo que dedicas a hacerme compañía,a pasarte por mi blog y dejarme el rastro de tu presencia,es un tiempo de tu tiempo...gracias,amigo.

Ligia :

Cuando alguien te llega,sientes que "llegas" (al fín) y sí,no hay mayor felicidad y deseo que permanecer amarradita a la cintura suya y dormir despertando a los sueños siempre,siempre a su verita,y en ese deseo ya reside gran parte de la felicidad y el logro.

Amgel :

Así debería ser,sin mentiras ni culpables,siendo nosotros mismos,así debería ser y es...cuando,por fín...es.

Os abrazo a todos y os reitero mis gracias más sentidas por vuestra compañía.

((Cioran el pirata)) dijo...

mmmmmmmmnnnn vivir sin disfraz ????
seria lindo...
pero es pedir demasiado.

saludos!

celtaj dijo...

Libre en la estación que lleva tu nombre,
libre en la última estación de mi viaje,
en la mía... tu nombre,
la que recoge mis maletas tan ajenas,
mis velos protectores... mi ropaje.

Libre al fin en tus manos y en tus ojos.
Libre en la mirada tuya,
libre en tu piel de terciopelo,
en tu respiración dulce.

Libre en tu hogar y tu refugio,
libre, al fin, en ti...
estación de mi vida.

tisbe dijo...

Pirata Cioran :

Normal que un pirata piense así,sonrío,escaso futuro,como no fuese colgar del palo mayor, tendría un pirata que viviese sin disfraz,sin ocultarse.
No solo es lindo,te aseguro que,no con mucha gente,a veces,las más, con muy poquita,incluso la mayoría de las veces,solo con una persona,pero ser,es posible,te lo aseguro,no es pedir demasiado,es pedir o desear mucho,eso sí,pero si aspiras a lo poco,seguramente tendrás nada,y si aspiras a lo mucho,ve a saber,lo mismo lo encuentras,yo te aseguro que es posible.

Celta :

Qué bonito escribiste !

Última estación,la de llegada,la que recoge tus maletas que llegaron a serte ajenas,llenas de lo que un día deseaste ser,deseabas para tí y olvidaste hasta no reconocer y las devuelve como tuyas nuevamente.
Libre en tí,hogar y refugio,estación de mi vida.

Es tan bonito lo que escribiste...



Al pirata,bienvenido !

Y a ti Celta,un gran,gran abrazo.

Kareen dijo...

Tisbe... qué dulce lo que has escrito. Me quedo con la última parte que ha sido mágicamente bella: ...y me quedo
amarradita a la cintura tuya
ya,
bailarina sin velos,
libre
soy
el verbo puedo.

No sabes cuánto significado tiene eso en mi vida... Gracias por compartir tu sentir. Precioso. Un beso grande!

P/D: El detalle de tus dos libros de El Principito me encantó. Qué bueno que vayas guardando tu sentir a través de los años y puedas ver tu "soy"... Un fuerte abrazo. A tu alma.

El Secretario dijo...

Hola Tisbe.

Releo tus últimos poemas y me gustan.

No me preguntes por qué.
Yo soy poco entendido en pesías. Sé si me gustan o no.

Y las tuyas sí. Por destacar algún verso:

Una candela alumbra
pasadizos del alma

amanecer de soles no culpables,
libres

libre
soy
el verbo puedo.

Ahora me doy cuenta que algunos son finales de estrofas.

Redondos.


Abrazo no culpable.